8M: MUCHO APRENDIZAJE Y MUCHO AGRADECIMIENTO

Recuerdo el 8 de marzo de hace un año. Apenas sabía lo que era el feminismo. Lo que sí sabía es que existía la desigualdad de género y  aquel día era un buen momento para reivindicarlo. Quería contribuir a la causa y como diseñadora gráfica que soy no se me ocurrió mejor manera de hacerlo que a través de una imagen. Una imagen icónica a modo de emblema que hablara de empoderamiento y unión a partes iguales. No le dediqué mucho tiempo, tan solo lo dejé fluir. Y salió esto.
We Slay

 

Pero algo me decía que tenía que ir más allá, no quedarme en una imagen reivindicativa para un solo día, que lo utilizara para crear algo útil y consistente en el tiempo. Un año después ese emblema se ha convertido en la imagen de este rincón dedicado al FEMINISMO CREATIVO y a dar visibilidad a mujeres creativas de todos los ámbitos. Y no puedo sentirme más orgullosa y agradecida.

Porque We Slay me ha permitido descubrir y conocer un montón de proyectos y mujeres increíbles, muchos más de lo que esperaba – y los que me quedan-. Es un orgullo y una alegría ver la cantidad de mujeres que utilizan la creatividad en todas sus formas y disciplinas con el objetivo de reivindicar el feminismo y el empoderamiento de la mujer. Y es que, en mi opinión, la creatividad es la mejor herramienta para tocar corazones y cambiar mentalidades.

Pero por lo que de verdad estoy agradecida y orgullosa de haberme embarcado en este proyecto es por el aprendizaje. Aprendizaje a todos los niveles pero sobre todo en el referido al feminismo. Porque me ha permitido abrir los ojos y tomar conciencia de algo que ya estaba dentro de mí pero todavía en un estado aletargado. Porque gracias al feminismo cada día me quito un poquito más de venda para ver las cadenas que arrastro – que arrastramos todas- y poder deshacerme de ellas. Y esto me hace cada vez más libre.
libre

 

Sólo ha pasado un año y todavía queda mucho camino por recorrer, mucho que desaprender y mucho que cambiar. Pero la evolución está ahí. Yo no soy la misma que era hace un año. Y eso es lo importante.

Tampoco ha sido el mismo este 8M que el del año pasado. El de este año ha implicado a miles de mujeres más que también han despertado con la voluntad de romper sus cadenas. Pero lo que realmente ha hecho diferente a este 8M ha sido no solo el  salir a la calle a manifestarse sino PARAR. Hemos participado –las que hemos podido y querido – y hemos sido testigos de la primera huelga general feminista de la historia. ¿Sabéis lo que eso significa? Es algo de lo que hablaremos con orgullo a nuestras futuras generaciones.

orgullo

 

Y por supuesto, en este 8M histórico también quería contribuir de alguna manera, pero esta vez  haciéndoos partícipes como miembros de la comunidad We Slay.

#DaleLaVueltaAlMachismo, en la que utilizamos frases machistas para reconvertirlas en frases empoderantes y feministas con el objetivo de sacarlas a pasear y lucirlas en la manifestación.
Dale la vuelta al machismo

Sigo alucinada con la buena acogida que ha tenido y con el grado de implicación de la gente, aportando un montón de frases geniales. Gracias por todo el apoyo y la difusión. No puedo describir la ilusión que me ha hecho ver todas las fotos que habéis enviado desde diferentes ciudades de España alzando vuestros carteles en las manifestaciones. Gracias por formar parte de esto.

Y en general gracias a todos los que fuisteis partícipes de una u otra manera ese día. Gracias por contribuir y formar parte de uno de los cambios sociales más importantes de la historia. No tengáis ninguna duda de que lo conseguiremos.
Manifestacion 8M

 

Manifestacion 8M

 

Manifestacion 8M

 

Manifestacion 8M
Manifestacion 8M
Manifestacion 8M

 

Dicen que el feminismo está de moda. Yo no sé si está de moda o no, pero me da igual. Lo que sí sé es que ha llegado para quedarse y conquistar el mundo. El futuro es feminista.
Futuro Feminista

 

 

Diseñadora gráfica y culo inquieto de corazón. Cosas que necesito en mi vida: probar y aprender cosas nuevas, la música, mi piano, bailar, meditar, comer y subirme encima de una tabla de vez en cuando, ya sea mar, nieve o asfalto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: