CALLADITAS ESTÁIS MÁS GUAPAS: LAS CÓMICAS TAMBIÉN LLENAN SALAS

Dicen que es importante tener una visión de futuro, un objetivo, un anhelo de ser alguien para encaminarte hacia ello. Pero esa visualización futura de uno mismo no surge de la nada. Normalmente viene acompañada de una identificación con otra persona que simboliza aquello en lo que te quieres convertir. Es decir, un referente, un guía, un modelo a seguir.

La mayoría de los niños tienen referentes o personas a las que admiran y que condicionan su yo-de-mayor-quiero-ser. Este factor, junto con el de la autoestima, juegan un papel fundamental en el desarrollo tanto personal como profesional de una persona.

 

calladitas estais mas guapas

 

Si echamos un vistazo al material didáctico con el que nos nutren en la escuela desde que somos pequeños, podríamos decir que los personajes que han hecho «cosas relevantes» a lo largo de la historia son, por mayoría aplastante, hombres. Y aunque pueda parecer algo insignificante no lo es, porque como he dicho antes, necesitamos identificarnos con otros para encontrar nuestro camino. Y si las niñas, desde que son pequeñas, no ven mujeres haciendo «cosas» a lo largo de la historia, la conclusión a la que inevitablemente llegan es: no hay lugar para mí.

 

calladitas estais mas guapas

 

Lo peor de todo no es que no haya mujeres relevantes en la historia. Lo peor es que es mentira. Por supuesto que las ha habido pero han sido invisibilizadas, que es muy diferente. Y esto, amigas, nos condiciona completamente. Porque cuesta ver que hay hueco para ti si no tienes referentes que lo hayan ocupado previamente, o al menos, que hayan abierto el camino.

Esto ocurre en todos los ámbitos, ya sea científico o artístico, pero hoy me quiero centrar en el mundo de la comedia, que aunque sigue siendo un campo de nabos parece que últimamente está empezando a poner más foco en las mujeres. No porque el mundo haya querido mirarlas, sino porque ellas mismas han empezado a hacer piña para gritar “¡Estamos aquí!”. Buen ejemplo de ello es la Riot Comedy, una iniciativa -de la que hablé en este post– que nació en Madrid y gracias a la cual las mujeres cómicas están empezando a coger fuerza y visibilidad.

 

comedia femenina

 

Y es que este tipo de iniciativas no solo sirven de escaparate sino que impulsan a otras mujeres que hasta la fecha no se habían atrevido porque creían – por falta de referentes – que ese mundo les pertenecía a ellos.

Otra de estas iniciativas es Calladitas estáis más guapas, un show de stand up comedy que pretende hacer frente a la irrisoria oferta teatral femenina que hay ahora mismo en Barcelona – tan solo un 2%- y que se estrenó el pasado 2 de febrero llenando la sala Tinta Roja. Y lo mejor es que pude asistir para verlo con mis propios ojos y poder contároslo.

 

calladitas estais mas guapas

 

Su creadora es Jessika Rojano, una cómica canaria de raíces venezolanas que dejó la abogacía para dedicarse a la comedia. Se define como feminista radical practicante y lleva varios años recorriendo salas con su humor “irreverente y de combate”.

 

jessika rojano

 

A la hora de organizar el show de Calladitas estáis más guapas ha contado con la ayuda de la cómica Sil de Castro que, por otra parte, ha creado un grupo de whatsapp con cómicas de toda España y del que ha surgido la web Más cómicas, un directorio de mujeres que se dedican a la comedia y que pretende acabar con el mito de que son pocas.

La idea de Calladitas es que haya rotación de cómicas y cada show sea diferente. En esta ocasión, las encargadas de estrenar cartel fueron Violeta Navas, más conocida por su faceta de ilustradora de viñetas en instagram como La Prados, y Raquel Hervás, una murciana afincada en Barcelona con el pelo muy azul y la lengua muy mordaz.

La primera en salir al escenario fue La Prados, que nos confesó su problema incurable: ser feminista. Y lo ve como un problema porque efectivamente no es algo fácil – aunque siempre hay un hombre alrededor dispuesto a explicárselo – y, por otro lado, porque aunque el patriarcado no descansa ella no puede hacerle frente las 24 horas del día. También necesita sus momentos de desconexión. Lo que peor lleva es que le gusta C. Tangana. Pero la realidad es – y tiene mucha razón – que lo difícil no es ser feminista, sino ser mujer.

 

La Prados

 

Llegó el turno de Raquel, que nos contó el motivo de ir a Barcelona para poder realizar el sueño catalán – no sin antes guardar un minuto de silencio por los logopedas murcianos, cuya labor no se valora lo suficiente -. A sus 27 años se ha dado cuenta de que se ha hecho vieja, no por la edad, sino porque le ha salido una cana en el coño. Y para más inri, sufre de ansiedad desde que era un espermatozoide, agobiado porque no sabía cuándo era un polvo y cuándo una paja.

Compartió una útil reflexión sobre lo doloroso y caro que sale el patriarcado, poniendo como ejemplo la depilación láser.

 

Raquel Hervás

 

Tras las intervenciones de La Prados y Raquel salió Jessika, que comenzó con una oda a la soltería y se quejó de haber sido tachada de loca por llevar el desayuno a la cama a sus ligues. Pero como bien dice, la culpa es de ellos que enamoran por encima de sus posibilidades. 

Hizo alarde de su humor oscuro a la par que reivindicativo y que utiliza “para transformar el daño en ironía”. Como cuando habló de aquella vez en la que participó en un concurso de belleza infantil del que se avergüenza profundamente, ya que aun siendo cosificada y sexualizada… quedó tercera.

 

Jessika Rojano

 

Cerró su monólogo intentando explicar el acoso callejero a los hombres de la sala para que entendieran cómo nos sentimos las mujeres en esa situación. Porque no es lo que dicen sino cómo lo dicen – como cuando en el recreo llegaba el abusón de turno y te preguntaba “¿de qué es el bocadillo”?  y tú ya sabías que la cosa no iba a acabar bien.

Esto son solo unos pequeños extractos del ingenio y el talento que demostraron Jessica, Raquel y Violeta encima del escenario. De verdad, me quedé maravillada y sorprendida a partes iguales. He de reconocer que no estoy acostumbrada a escuchar a mujeres haciendo monólogos – en general- y menos tan mordaces y cañeros como los que vengo escuchando últimamente en la Riot Comedy y ahora en Calladitas estáis más guapas. Y no lo digo como una crítica sino todo lo contrario. Lo necesitábamos, yo y todas las mujeres que asistimos al show. Se notaba en el ambiente y en lo entregado que estaba el público, hasta el punto de intervenir e interactuar con las cómicas. Fue mágico.

 

Calladitas estáis más guapas

 

Sólo espero que esta ola de comedia femenina arrase el imperio del humor y se quede para siempre.

Y para los que critican los espacios exclusivos de mujeres. Ojalá llegue el día en el que no sean necesarios y los carteles de cómicas no sean la excepción. Mientras tanto, a seguir llenando salas con shows de comedia femenina.

 

Síguelas en Instagram:

Jessika Rojano
La Prados

Raquel Hervás

 

Diseñadora gráfica y culo inquieto de corazón. Cosas que necesito en mi vida: probar y aprender cosas nuevas, la música, mi piano, bailar, meditar, comer y subirme encima de una tabla de vez en cuando, ya sea mar, nieve o asfalto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: