‘HOLA, SOY TU MACHISMO’: CREATIVIDAD PARA CAMBIAR EL MUNDO

Las personas estamos llenas de contradicciones. Somos incoherentes todo el rato. Es así. Decimos una cosa y hacemos la opuesta. Creemos ser de una manera y actuamos de la contraria. Y lo peor es que lo llevamos fatal – lo de ser incoherentes digo -. Por eso nos gusta tanto señalar las contradicciones ajenas y nos cuesta tanto asumir las propias. Porque nos creemos seres perfectos e inmutables y necesitamos justificar nuestras acciones aunque contradigan nuestra “identidad” o la concepción que tenemos de nosotros mismos.

 

buena persona

 

A esto se le llama disonancia cognitiva, que es la incomodidad o tensión que experimentamos cuando nuestras creencias o actitudes entran en conflicto con lo que hacemos. Por eso nos jode tanto que nos señalen ciertos aspectos de nosotros mismos que en el fondo no queremos asumir. Es como si al reconocerlo le diéramos poder a la otra persona dejándonos e una posición de inferioridad o vulnerabilidad.

Y es eso lo que ocurre cuando a un político se le señala como corrupto, a un policía como racista, a un franquista como fascista… o como les pasa a la gran mayoría de los hombres cuando se les habla de machismo, que se marcan un Not-All-Men-Ymuchomenosyo como una casa. Y obviamente así es imposible que se produzca ningún cambio. Porque el primer paso es reconocerlo.

 

Breaking Bad

 

Precisamente de esta idea parte la campaña “Hola, soy tu machismo” que ha lanzado el Gobierno de Cantabria para el 25N Día Internacional contra la Violencia de Género.

 

 

Se trata de un video con cámara oculta que parodia el conocido anuncio de compresas en el que una mujer vestida de rojo le decía a una niña: “Hola, tú no me conoces, soy tu menstruación”. En este caso, un hombre vestido de marrón “caca” – buena referencia de color por cierto – aparece como el machismo y se presenta a otros hombres diciendo “Hola, tú ya me conoces, soy tu machismo”. Como cabe esperar, ninguno de ellos le reconoce y ante la insistencia del hombre de marrón que intenta recordarles momentos que han compartido juntos a lo largo de la vida – en el cole, en el vestuario, con la parienta… – la tensión se adueña de la escena y lo que al principio era desconcierto se convierte en incomodidad y cabreo con frases como: “Yo no soy ningún machista”, “Si tú a mí no me conoces no me juzgues” o “No te confundas que te vas a llevar una hostia”.

 

Hola soy tu machismo

 

Es cierto que puede parecer un poco violento y osado que un desconocido te “asalte” dando por hecho cosas sobre ti y lo más lógico es que te moleste e incluso que le mandes a la mierda. Pero no se trata de señalar las reacciones “violentas” de los sujetos, hay que ir a la raíz.

El objetivo no es plantear que todos los hombres son unos machistas, sino mostrar una realidad social que incomoda, molesta y de la que hay que deshacerse. Y para poder deshacerse del machismo primero hay que reconocerlo.



 

Hola soy tu machismo

 

Pero hablemos de la creadora de esta genialidad. Ella es Yolanda Domínguez, artista visual y experta en comunicación y género, que utiliza el arte para despertar la conciencia social y empoderar a las personas.

 

Yolanda Domínguez

 

Así lo demuestra no solo con esta última campaña, sino también en multitud de acciones y exposiciones que ha llevado a cabo a lo largo de años, así como en las conferencias y talleres que imparte a nivel nacional e internacional.

Su trabajo más conocido es ‘Poses’ (2013), en el que pidió a diversas mujeres que imitaran las poses de modelos de revista en plena calle.

 

Poses Yolanda Dominguez

 

Otra de las acciones que organizó de forma colectiva fue la de ‘Registro’ (2014), en la que mujeres de toda España acudieron en masa a los Registros de la Propiedad para solicitar la propiedad de su cuerpo – como protesta al Anteproyecto de Ley del Aborto-.

En 2015 lanzó una contracampaña como respuesta a un anuncio sexista de Multiópticas que mostraba a un hombre entrando en un bar lleno de mujeres en lencería y una voz en off decía “Ten la increíble sensación de estrenar todas las veces que quieras”, reforzando de manera escandalosa la idea de la mujer como objeto sexual y de consumo.

Esta contracampaña llamada “Accesibles y accesorias” consistió en convocar a mujeres que quisieran participar yendo a las tiendas de Multiópticas vestidas de la misma manera que en el anuncio. Una acción que tuvo un gran impacto en redes sociales y en medios de comunicación. Tan sonado fue que finalmente la plataforma Autocontrol retiró el anuncio.

 

accesibles y accesorias Yolanda Dominguez

 

Por otro lado, su última exposición “Little Black Dress” (2017) pretende mostrar la presión que ejercen los cánones del mundo de la moda con sus tallas predefinidas que obligan a que sea el cuerpo de la mujer el que se tenga que adaptar a la forma del vestido y no al revés. En este caso, Yolanda fotografió a mujeres de todas las tallas, razas y edades luciendo el clásico vestido negro corto más conocido como Little Black Dress mostrando así la diversidad de los cuerpos. Y aunque a unas les queda más grande y a otras más pequeño, todas lo lucen con orgullo y poderío.

 

little black dress

 

Esto son solo algunos ejemplos de la labor artística de Yolanda – tendría que dedicarle diez posts más para hablar de todas sus creaciones -, la cual compagina con la labor educacional. Colabora con numerosas universidades y escuelas de todo el mundo a través de talleres y conferencias. También es profesora en la prestigiosa escuela de fotografía EFTI de Madrid y ha realizado acciones con organismos sociales como Greenpeace, Médicos del Mundo o change.org. Pero es que además de todo esto, que no es poco, escribe semanalmente en el Huffington Post Spain sobre la representación de la mujer en los medios. Chica, qué estrés así de repente.

 

estrés

 

Fuera de broma. Esta mujer es digna de admiración. Y lo que más me gusta es que compartimos la misma  visión del arte y la creatividad como herramientas de cambio social necesarias.

Viva el arte que reivindica y viva el FEMINISMO CREATIVO.
 
 
 

Diseñadora gráfica y culo inquieto de corazón. Cosas que necesito en mi vida: probar y aprender cosas nuevas, la música, mi piano, bailar, meditar, comer y subirme encima de una tabla de vez en cuando, ya sea mar, nieve o asfalto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: