LAS XL: TODAVÍA NO LO SABES, PERO LAS NECESITAS

Descubrir el feminismo es replantearse muchas cosas que has pasado por alto durante toda tu vida. Es como estar durmiendo plácidamente y que te despierten con un bofetón. O como ir andando por la calle luciendo zapatos nuevos y pisar una mierda de tamaño industrial. No es fácil de encajar pero cuando ocurre ya no hay vuelta atrás. Comienza la deconstrucción, que es –por seguir con los símiles- como quitarse una venda gigante con muchas, muchas capas. Una venda que no te quitas de golpe, ni en un día, ni en un mes. Probablemente te lleve años, o puede que toda la vida. Y esto cuesta entenderlo.

A veces creemos que el despertar feminista implica cambiar radicalmente nuestra manera de ser y de parecer. Como si ser feminista implicara sí o sí dejarse pelos en los sobacos, no maquillarse ni arreglarse o no volver a bailar nunca una canción de reggaeton. Relajémonos. Se trata más de tomar conciencia para empezar a decidir por nosotras mismas – y no por presión social – lo que queremos y nos apetece. Que un día puede ser ponerme los labios rojos con unos taconazos y al otro hacerme un moño guarro porque no me apetece lavarme la cabeza, ni mucho menos depilarme las piernas. Y no pasa nada. Lo importante es trabajar en la autoaceptación y el amor propio. Deja de juzgarte pensando si tu manera de comportarte, de pensar o de sentir está a la altura de lo que la sociedad espera de ti. Fluye y abandónate mucho.
 
Las XL liberacion
 
Y es aquí donde quiero presentaros un nuevo caso de Feminismo Creativo, de la mano de Las XL y su espectáculo músico-teatral Abandónate mucho.

Pero empecemos por sus protagonistas, Nía Cortijo y Marta Sitjá, dos actrices con una larga experiencia en el mundo teatral. Se conocieron trabajando en una sala de teatro en Granada y decidieron crear su propio espectáculo como Las XL después del batacazo amoroso y profesional que sufrió Nía y que resultó ser la mejor fuente de inspiración. Y es que el tema principal del show es precisamente el amor, pero el de mentira, el que nos han vendido como si fuese lo mejor del mundo y que en realidad es un mojón como un piano: el amor romántico con príncipe azul incluido.

Y claro, mientras esperamos a que llegue algo que no existe, sufrimos.
 
Las XL abandonate mucho
 
Pero tal y como lo representan Las XL en su espectáculo, llega el día en el que se hace la luz y te das cuenta de que el amor real y necesario es otro y es el que empieza por una misma. Y puede parecer un tema muy manido y típico, pero te aseguro que no has visto una manera de contarlo más gamberra, loca y divertida que esta. Y aunque en ocasiones roza el bizarrismo y no sabes muy bien el porqué de lo que está sucediendo encima del escenario – tan pronto se quitan la ropa para reivindicar el body positive como se cantan una canción dedicada al clítoris, ese gran desconocido -, al final lo entiendes y tienes que levantarte para aplaudir compulsivamente porque el mensaje que hay detrás de toda esa locura es revelador y muy necesario.

 
Las XL abandonate mucho

 

Abandónate mucho es un show que por un lado, deconstruye el mito del amor romántico pero al mismo tiempo habla de ese despertar del letargo para comenzar el proceso de deconstrucción personal. Habla de la necesidad de querernos y aceptarnos con nuestras fluctuaciones, nuestras contradicciones y nuestra diversidad interna. Y eso es lo que nos enseñan las XL, que un día podemos ser más princesas, otro más punkies y gamberras, o más yonquis, o más zen, o más seductoras. Porque somos todas y ninguna. Y no hay nada más liberador y empoderador que aceptar y comprender esta incomprensión.

 

 
 

Diseñadora gráfica y culo inquieto de corazón. Cosas que necesito en mi vida: probar y aprender cosas nuevas, la música, mi piano, bailar, meditar, comer y subirme encima de una tabla de vez en cuando, ya sea mar, nieve o asfalto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: