NI JUEGO DE TRONOS ES MACHISTA NI DAENERYS UNA LOCA DEL CO**

Se acabó Juego de Tronos. La serie más importante de la última década ha llegado a su fin. Y como no podía ser de otra manera, ha traído cola. Vamos, que estas últimas semanas las redes sociales estaban como Desembarco del Rey (King’s Landing) en el penúltimo capítulo… on fire.



juego de tronos

Y ha sido precisamente a raíz de ese capítulo y el que cerraba la serie que se ha desencadenado un aluvión de durísimas críticas que sinceramente… no termino de entender. Y con esto no quiero decir que me parezca fenomenal todo lo que ha ocurrido en la última temporada. Nada más lejos de la realidad, partiendo de la base de que han tenido que cerrar la serie con calzador y a un ritmo frenético que se aleja mucho de la narrativa de Juego de Tronos en la que todo se iba cocinando a fuego lento, muy lento.

Pero me voy a centrar en las críticas dirigidas al personaje de Daenerys y que han servido como argumento para tildar la serie de machista. Que si se han cargado el personaje de Dany, que si de repente se ha vuelto loca porque las mujeres siempre somos las locas del coño y las histéricas…

Vamos a ver, que tampoco voy a decir que Juego de Tronos sea feminista ni mucho menos, pero decir que Daenerys acaba como acaba por ser mujer y porque la serie está escrita por un hombre me parece un argumento demasiado pobre. No seamos tan básicos. Juego de Tronos nos muestra el lado más feo y crudo del ser humano desde el primer capítulo y lo que es más importante… que nada es lo que parece, y menos en la lucha por el poder.



juego de tronos

Es cierto que al acelerar el cierre de la serie hay cosas que chirrían pero precisamente el final de Daenerys no ha sido algo sorprendente. ¿Se ha vuelto loca de repente? En absoluto. Daenerys ha demostrado su tiranía desde prácticamente sus inicios matando y quemando a todo el que no estuviera de su lado. Si a eso le sumamos la cantidad de desgracias que se le juntaron entre la muerte de su hijos, la de sus dos grandes apoyos – Jorah y Messandei – además de descubrir que ni siquiera era la verdadera heredera del trono, seguido de la traición de sus consejeros y de su amado… ¿quién no se volvería un poco loqui? Normal que le importe todo tres huevos porque ya nada tiene sentido para ella. Vamos, que se veía venir, por mucho que nos gustara el personaje – a mí la primera-. Pero esa es la esencia de Juego de Tronos, montarnos el esquema para acto seguido romperlo en pedazos.

Más allá del final de Daenerys, no se puede negar que la serie está plagada de personajes femeninos fuertes y relevantes protagonizando momentos que rebosan empoderamiento. Y aquí va una lista de ejemplos que lo demuestran:

 

1. LYANNA MORMONT

juego de tronos

Lyanna con solo 10 años es la líder de la Casa Mormont y Señora de la Isla del Oso (Bear Island). Desde el primer momento que entra en escena queda patente que a pesar de ser una niña no se achanta por nada ni por nadie con tal de defender su tierra y a su gente, hasta el punto de dar su propia vida por la causa.

 

2. BRIENNE DE TARTH

juego de tronos

Un personaje que cuestiona los roles de género y las expectativas de lo que se espera de una mujer eligiendo el camino de la caballería, aunque por tradición no se le pueda reconocer como tal. Su habilidad, coraje y determinación es tal -dándole mil vueltas a muchos de sus compañeros hombres – que finalmente es nombrada mujer caballero y acaba en el Consejo del Rey como Consejera de los ejércitos.

 

3. GILLY
 

juego de tronos

A pesar de no haber tenido gran presencia en la serie tiene más importancia de la que pueda parecer. Gilly comienza atrapada en casa de su padre, un tipo despreciable que abusa de sus hijas, hasta que decide escaparse con su bebé y enfrentarse al mundo real, que puede ser incluso más peligroso para ella. Pero es una valiente e inconformista con ganas de aprender y desarrollarse como persona. Y es precisamente gracias a que aprende a leer que descubre el secreto más importante de Poniente (Westeros). Así es, no es Sam el que descubre el matrimonio de Raegar Targaryen y Lyanna Stark y por tanto, la verdadera legitimidad del trono… ¡es Gilly!

 

4. YARA GREYJOY

juego de tronos

Aventurera, independiente y con un carácter tremendamente fuerte, la heredera de las Islas del Hierro, demás de tener grandes habilidades de liderazgo nos muestra una alternativa a la feminidad normativa y heterosexual mostrándose como una mujer abierta de mente y sexualmente liberada.

 

5. SANSA STARK

juego de tronos

Comenzó siendo un personaje demasiado inocente, blando… y hasta molesto a veces. Parecía que Sansa era un borreguillo sin personalidad y sin mayor aspiración que la de ser una princesita. Sin embargo, la vida le obliga a enfrentarse a situaciones traumáticas que la convierten en una mujer fuerte e independiente que tiene las ideas muy claras, además de madera de líder. Tanto es así que consigue mantener el norte como territorio independiente y con ella al frente.

 

6. ARYA STARK

juego de tronos

Otro personaje inconformista y que cuestiona los roles de género a lo largo de toda la serie. Un espíritu libre en constante búsqueda de la justicia y de su propia identidad. Además de ser una heroína que acaba con el Señor de la Noche tras la larga y dura batalla, no hay mayor ejemplo de mujer libre y empoderada que el de Arya  perdiendo su virginidad tomando el control y las riendas del momento -y con el consentimiento de ambas partes-. Además rechaza la propuesta -poscoital- de matrimonio que le hace Gendry Baratheon porque una cosa es querer disfrutar del sexo y otra muy distinta… renunciar a su independencia y a su libertad.

Y por último, aunque nos puedan gustar más o menos los personajes, no podemos olvidar que el verdadero duelo por el trono de hierro lo protagonizan dos mujeres, Cersei y Daenerys, dos de los personajes más relevantes y poderosas de toda la serie.

 

juego de tronos

Dicho esto, Juego de Tronos ha evolucionado bastante desde sus inicios hace ocho años, en los que se apreciaba mucho más el ramalazo sexista cuando mostraban gratuitamente un número desproporcionado de desnudos femeninos y escenas sexuales abusivas. Esto ha cambiado mucho. Por otro lado, debemos tener en cuenta que Juego de Tronos tiene lugar en un contexto claramente machista, pero eso no quiere decir que el enfoque de la serie también lo sea. Es cierto que pudo serlo en sus inicios pero además de haberlo ido corrigiendo, tanto la trama como los personajes descritos anteriormente nos demuestran que hay un intento de romper con ese contexto patriarcal y falocentrista y lo más importante, que Juego de Tronos no sería nada sin las mujeres.

 

Diseñadora gráfica y culo inquieto de corazón. Cosas que necesito en mi vida: probar y aprender cosas nuevas, la música, mi piano, bailar, meditar, comer y subirme encima de una tabla de vez en cuando, ya sea mar, nieve o asfalto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: