RIOT COMEDY: LA REVOLUCIÓN DEL HUMOR FEMENINO

Como solía decir un comentarista deportivo – al que no procede dar protagonismo en este momento- la vida puede ser maravillosa, pero en ocasiones también puede ser una gran putada. A veces se hace tan cuesta arriba que incluso te dan ganas de mandarlo todo a la mierda y desaparecer. Pero, ¿qué es lo que nos hace apechugar y tirar palante? El instinto de supervivencia, sí… pero sobre todo el humor. El humor es una herramienta universal y fundamental que, como dijo un escritor -al que tampoco procede dar mayor protagonismo -, sirve para hacer habitable la realidad.

 

humor

 

Sirve para olvidar, para combatir el miedo y la humillación, para fomentar la autoestima e incluso la recuperación de una enfermedad. En definitiva, sirve para conectarte con el presente, que es donde se encuentra la felicidad.

Y como he dicho, es universal. Esto significa que a todos – hombres, mujeres, occidentales, asiáticos, carnívoros o vegetarianos- nos gusta echarnos unas risas. Sin embargo, si miramos con perspectiva, es fácil observar que por lo general los sujetos que exponen el motivo de risa – o chiste- son hombres y las mujeres somos más de reir las gracias.

 

 

No hay más que echar un vistazo a la industria del entretenimiento y la comedia, mayoritariamente masculina –una vez más-. Ojo, que yo he sido muy fan de programas como El Informal, Los Morancos, Cruz y Raya o La Hora Chanante, entre otros. Pero hay que hacerse preguntas, y en este caso la pregunta sería: ¿Por qué apenas hay cómicas? ¿Es que no somos graciosas? A estas alturas esa falsa concepción debería estar más que enterrada pero sin embargo, vemos muy pocas mujeres en la palestra de la comedia. Pues será que no hay. Meeeeec. Error.

Haberlas haylas, y afortunadamente cada vez más. El problema es el de siempre: la visibilidad y la representación mediática.

Esto mismo se planteó Penny JayG, un culo inquieto que utiliza la comedia y las redes sociales para expresar su repudio infinito hacia el sistema patriarcal y para mostrar con naturalidad su realidad como mujer. – lo hace principalmente a través de mensajes en cartones-.

 


 
Ella también se dio cuenta de la poca visibilidad de las mujeres cómicas y lo que eso implica y decidió hacer algo al respecto, pero esta vez traspasando el mundo digital. Porque la comedia, como cualquier otro género de entretenimiento, se aprecia mejor en el escenario. Y así nacío Riot Comedy, un show de comedia femenina y perspectiva feminista con doble objetivo: visibilizar el talento femenino y reivindicar la situación de la mujer. Todo muy gamberro y over the top.

 

riot comedy
 
Mira que a mí me gusta el humor y la comedia pero normalmente como que me cuesta soltar la carcajada. Pues oye, qué jartada a reir viendo la Riot Comedy. Y creo que el motivo es simple: humor fresco, desmelenado y con una perspectiva diferente con la que además me sentía tremendamente identificada, algo que no me pasa desde hace tiempo – muchos años de mi vida viendo humor de hombres con perspectiva masculina, y en numerosas ocasiones, machista-. Que sí, que el humor es humor y no hay límites. Pero oye, si me cansa pues se dice y punto.

 

humor
 
Lo mejor es que no es un formato cerrado, sino un Open Mic, lo que quiere decir que es un espacio abierto a quien quiera subirse al escenario.
En esta ocasión la participación fue amplia y variada. Siete mujeres, unas más conocidas, como la youtuber Abi Power o la cómica y reportera transgénero Elsa Ruiz, y otras que se estrenaban encima del escenario, pero todas ellas con muchas ganas de compartir su historia y su humor.

Como maestra de ceremonias, Penny abrió el show hablando del porqué de montar la Riot Comedy, como una pequeña revolución para plantar cara a una industria de nuevo copada por personajes masculinos. También habló de la repercusión y las consecuencias del 8M. Desde ese día todo lo bueno que le pasa es gracias al 8M -incluido el hecho de que en el Alsa Premium den comida gratis servida por un azafato -. Y hasta hizo una representación de cómo sería el peor día de Willy Bárcenas – aka pijo follable, según Penny-.

 

riot comedy

 

La siguió Odei, que nos habló del trato privilegiado que se le da al cunnilingus frente a la mamada – el caché es diferente, no hay más que ver los términos- y también aclaró -gracias Odei- que no hay malfolladas sino malos folladores.

 

Hoy me he levantado y me he dicho “voy a conjuntarme con las papeleras de las compresas” Et voilà!

Una publicación compartida de ODEI (@codein.a) el

 

Paula, por su parte, hizo un paralelismo con sus novios y Jesucristo – se hacen los muertos unos días y luego aparecen – y nos habló de su gato gordo José Luis, que además tiene instagram.

 

Las risis.

Una publicación compartida de Paula (@pppua) el


 
Abi Power habló de la bisexualidad y de su preferencia por el vegetarianismo frente al veganismo – quiere seguir comiendo huevos -.


 
Goize nos contó su problema de Nomofobia – ansiedad al estar lejos del móvil- y su experiencia haciendo el camino de Santiago – dejando claro que el que lo hace es porque no tiene pasta para irse de vacaciones-.

 

Primera vez que me siento en todo el día

Una publicación compartida de Goize Blanco (@goizeblanco) el


 
Tatiana se presentó como una malagueña de 26 años que ha conseguido lo imposible: independizarse. Eso sí, el piso está domiciliado en la cuenta de su abuela porque a ver quién tiene cojones a decirle que no a una señora mayor.

 


 
Y por último, Elsa, que nos habló de su realidad como mujer trans teniendo que sacarse el teórico de transexualidad para que le diagnosticaran como tal -sí, la transexualidad se diagnostica-, además de las similitudes con las mujeres cis – a todas nos falta y nos sobra algo, ya sean kilos, edad o pene -.

 


 

La encargada de poner el broche de oro fue Penny, con un monólogo reivindicativo sobre el caso de La Manada, dejando patente que el humor también sirve para tratar temas polémicos y remover conciencias.

Solo queda añadir que fue una maravilla de principio a fin, todas ellas fueron grandiosas y dejaron el listón bien alto demostrando que hay mucho talento y la comedia femenina es necesaria para ofrecer una perspectiva diferente del humor. Y que nadie se confunda, comedia femenina no implica que esté dirigido solo a mujeres – y el que así lo piense que se revise los niveles de machismo en sangre-.

Desde luego esta iniciativa ha tenido tal acogida que de momento han llenado la sala – Superlativo Bar – en las dos ediciones que llevan, incluso quedándose gente sin poder entrar. Algo lógico y normal, teniendo en cuenta que la entrada es gratuita y se puede beber cerveza. Así que estad atentos que habrá más, y esperemos que sean muchas.

 

humor
 

De la Riot Comedy extraigo dos lecciones: que el humor es la mejor herramienta para hablar en serio y que quien ríe el último… es que no ha entendido el chiste. Eso sí, ¡mejor reír tarde que nunca!

 

humor

 

 

Próximos shows: 19 de septiembre y 17 de octubre.

Podéis comprar las entradas aquí

 

 

Diseñadora gráfica y culo inquieto de corazón. Cosas que necesito en mi vida: probar y aprender cosas nuevas, la música, mi piano, bailar, meditar, comer y subirme encima de una tabla de vez en cuando, ya sea mar, nieve o asfalto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: