SKATE, MODA Y ROLES DE GÉNERO

Esta es la historia de cómo una directora de cine combinó el skate y la moda para crear una pieza con un mensaje muy feminista. Empecemos por el principio.

Crystal Moselle es una joven directora de cine que debutó en 2015 con el documental ‘The Wolfpack’ , premiado en el festival de cine de Sundance. Este documental cuenta la historia de un grupo de hermanos que vivieron su infancia encerrados en su propia casa por orden de su padre y crecieron viendo películas. Sí, es una historia real. Bastante creepy.

creepy shakira

 

Un tiempo más tarde, estando en un andén del metro de Nueva York, Crystal vio a un par de chicas sujetando una tabla de skate que le llamaron mucho la atención. Se dedicó a espiarlas durante un rato hasta que se acercó a ellas para ofrecerles trabajar juntas en un proyecto. Y accedieron.

A partir de ahí empezó a quedar con ellas, ir a los sitios a los que iban y observarlas a fondo para empaparse de su mundo, el skate. Un mundo y un deporte dominado por hombres, en el que los skateparks se convierten en un escenario intimidante para todo el que está empezando pero sobre todo para las chicas, a las que se les trata con excesiva condescendencia, viéndose forzadas a demostrar que son igual de capaces que ellos, y que no son unas ‘ramp tramp’ – término despectivo que se utiliza para denominar a las chicas que no tienen ni idea de skate y van a los skateparks a mirar cómo patinan los chicos, y ya de paso ligar con ellos –

 

skate kitchen

 

Entretanto, Miu Miu contactó con Crystal para hacer un cortometraje que formara parte de la serie Women’s Tales’, un programa creado por la marca de moda en el que dan carta blanca a jóvenes talentos femeninos para que dirijan su propia pieza audiovisual.

Crystal aprovechó esta oportunidad para contar la historia de The Skate Kitchen, el grupo de skater girls que estaba conociendo, y no es casual que se fijara en unas chicas jóvenes para este proyecto. Crystal suele enmarcar sus historias en la etapa de la juventud, cuando se empieza a desarrollar la individualidad en diferentes aspectos de la vida, viviéndola de manera positiva y apasionada, algo que se va perdiendo con los años. Y precisamente esa actitud positiva y apasionada la vio muy reflejada en esas skater girls. Además, es una historia que se identifica mucho con la propia colección de Miu Miu, la cual respira esa jovialidad a la par de un estilo street casual.

 

skate kitchen

 

‘That One Day’ es el nombre de este corto. Cuenta de forma ficcionalizada la experiencia real de una de las integrantes de The Skate Kitchen, Rachelle Vingbert, comenzando el día en el que la protagonista va a un skatepark por primera vez, intentando hacerse un hueco entre los locales para poder practicar los trucos. En uno de sus intentos es golpeada por otro skater, pero entonces aparecen Nina y Ardelia – dos skater girls – para levantarla. Rachelle las observa intrigada y comienza a seguirlas en una especie de ensoñación en la que disfrutan rodando las calles de Nueva York, saliendo de fiesta e incluso compartiendo confidencias sobre la vida, todo ello vestidas de Miu Miu.

 

skate kitchen miu miu

 

El objetivo era integrar las prendas de Miu Miu de una manera muy orgánica y natural dentro del film, como si las chicas estuvieran jugando y experimentando con su forma de vestir pero a la vez sintiéndose cómodas practicando skate. Con esta metáfora consiguen hablar del skate de una manera muy artística, y es que para las chicas de The Skate Kitchen “el skate es un arte en sí mismo. Cambia la forma de ver las cosas. Cosas con las que te cruzas en el día a día que de pronto se convierten en obstáculos con el potencial de hacer algo nuevo con ellos.”

Para ellas, The Skate Kitchen es un movimiento de integración e inclusión dentro del mundo del skate. Y aunque el objetivo es hacer saber a otras chicas que no están solas en este mundo además de ir contra los roles de género, es un grupo que apuesta por la diversidad. Por un lado diversidad de género – los chicos también forman parte de él – pero también diversidad racial. Y lo más importante de todo es que no hay rivalidad. Cada uno tiene su propio estilo pero por encima de todo, patinan para divertirse. Y este es precisamente el mensaje del cortometraje: No es una cuestión de competitividad ni de ser la más guapa o la que mejor patina, se trata de ser uno mismo y ayudarse mutuamente.

Pero esto es solo el comienzo de la historia. A raíz de participar en este proyecto de Crystal Moselle y Miu Miu, las chicas de The Skate Kitchen se han convertido en un referente de moda skater femenina y han colaborado con Pharrell Williams eligiendo los estampados para la nueva colección de pantalones Elwood X25, para la marca G-Star RAW.

 

skate kitchen g-star raw

 

Además, pronto lanzarán su propia revista especializada y están trabajando en un largometraje dirigido precisamente por su descubridora, Crystal, que incorporará muchos aspectos de la cultura skate de Nueva York. Vamos, que no pueden parar de crear, y es a través del skate y la creatividad como luchan por cambiar el sistema. Bravo por ellas.

The Skate Kitchen Instagram

Diseñadora gráfica y culo inquieto de corazón. Cosas que necesito en mi vida: probar y aprender cosas nuevas, la música, mi piano, bailar, meditar, comer y subirme encima de una tabla de vez en cuando, ya sea mar, nieve o asfalto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: